Estupenda jornada de la CSA en Cuenca

Nuestra coral ha viajado hasta Cuenca hoy 6 de octubre, para disfrutar de una magnífica jornada de canto, celebración, diversión y turismo. Tras un viaje desde Casarrubuelos un tanto emocionante gracias a nuestro querido conductor Antonio, hemos llegado con un margen escaso pero suficiente para preparar nuestra participación en la Eucaristía de las 12 que se celebraba en la Catedral. Presidía la celebración Miguel Angel Albares, capellán mayor de la Catedral, y Octavio Figueredo, director editorial de San Pablo. Nos acompañaba Miguel Sánchez Moreno, autor de las 13 canciones del disco "Misa de la Misericordia" que grabamos hace año y medio con la citada discográfica y hoy se presentaba en la capital conquense. A lo largo de la solemne celebración, hemos interpretado cada una de las canciones y hemos recibido el agradecimiento por parte de los organizadores y el compositor.

Además, hoy se estrenaban con nosotros dos nuevos cantantes: Sara Cerezo, que con sólo 14 años es la primera cantante en activo en nuestra coral y en nuestro coro de niños, Encanto, y Germán González, de origen colombiano, que nos ha conocido hace pocas semanas a través de internet, y con su magnífica voz de barítono y su ilusión por participar, refuerza nuestra sección masculina.

Concluida la misa, hemos realizado un ameno recorrido turístico por el precioso casco antiguo de la ciudad, sin perdernos ningún detalle de las bellezas arquitectónicas y paisajísticas que ofrece Cuenca. En varios rincones hemos realizado algún alto en el camino para ofrecer a los visitantes y locales varias canciones de nuestro repertorio más popular. Los viandantes detenían su camino para pararse a escuchar nuestras canciones y nos han ofrecido generosas muestras de reconocimiento.

Hemos seguido caminando hasta la zona de la Diputación, para tener una estupenda comida en el Mesón Restaurante José, situado en la calle San Francisco 18. Por su estupenda relación calidad-precio, el excelente trato recibido y la buena ubicación, es una opción que recomendamos para comer muy bien en Cuenca por 12 euros. Tras los postres, y como premio al nuevo recital que hemos ofrecido en el salón comedor, los dueños nos han obsequiado con unos exquisitos chupitos de resolí, el licor típico de la ciudad. Agradecemos a Ana y Jose por su amabilidad y profesionalidad, y por haberse preocupado en todo momento de que las 60 personas estuviéramos perfectamente atendidas.

El viaje de regreso, más sosegado ya, ha transcurrido entre cantos y alguna que otra cabezada fruto del cansancio de una jornada intensa y memorable.

Damos las gracias a nuestros "palmeros" que nos acompañan con tanta alegría y devoción, y a todos los que han hecho posible disfrutar este día tan agradable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario